In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player
Joomla! Slideshow

EL DECANO DE LOS CICLISTAS SIGUE PEDALEANDO EN ROCHA

EL DECANO DE LOS CICLISTAS SIGUE PEDALEANDO EN ROCHA

Javier Barrios es el decano de los ciclistas. Tiene 79 años y todos los días recorre 40 kilómetros por las calles de Rocha. Durante el año 1961 ganó la vuelta ciclista del Uruguay. Dice que ya no busca la gloria, ahora va tras la calidad de vida.

Rocha | Eduardo González (El País)

"Soy el decano de los exciclistas, sigo manteniendo el espíritu, nunca dejé la bicicleta", dice Barrios entre risas mientras se aferra a su bicicleta. Con una constancia inquebrantable y con casi ocho décadas encima, todas las mañanas sale a pedalear por las empedradas calles de Rocha.

 

Defendiendo la blusa cuadriculada en rojo y blanco del ciclista General Hornos, Barrios fue el último rochense que ganó la Vuelta Ciclista del Uruguay en el año 1961, el primero fue su hermano Próspero, ya desaparecido, un lechero convertido en ciclista que obtuvo el máximo título del pedal en el año 1951.

Con tristeza, apuntó que el General Hornos desapareció.

Tiene claro que ya no "vuela" como antes pero mantiene un ritmo de 25 o 26 kilómetros por hora a lo largo de 40 kilómetros por día, que los miércoles se transforman en 60 o 70, algo muy difícil para su edad.

Siendo un hombre metódico aclara que se hace un chequeo general una vez al año en el mes de enero. Gracias al movimiento cotidiano los médicos le permiten tomarse un "vinito" casero de vez en cuando y comer asado sin preocuparse.

"Lo mío es deportivo y no competitivo, me siento muy bien, entreno como para estar saludable y desde luego que no intento ningún sobreesfuerzo, la rutina se torna fundamental", aclaró el ciclista.

Barrios se mueve en una vieja bicicleta que fue fabricada a su medida en una villa a 40 kilómetros de Milán en Italia en la época que competía en Europa. Hoy se dedica a cuidarla con especial devoción porque es una Learco Guerra, la grifa que recuerda al campeón del ciclismo italiano, apodado la "locomotora humana".

Esa bicicleta que pesaba 13 kilos y medio, se la obsequiaron al igual que a Domingo Goncálvez, el defensor de Peñarol, recordó. "Ahora la tengo en unos 10 a 11 kilos, la mejoré un poco, pero nada que ver con las de ahora", explicó Barrios.

 

HAZAÑA

En los primeros días de noviembre el veterano ciclista realizó una nueva hazaña. En este caso recorrió la ruta 9 desde Rocha hasta Montevideo por una razón muy especial. Su hijo Javier había ascendido a coronel del Ejército y a manera de obsequio recorrió esa distancia en bicicleta. "Le dije que si ascendía a coronel lo iba a visitar en bicicleta a la ciudad de Montevideo. Felizmente, cumplí con él", dijo Barrios.

"Me preparé, hice un circuito por los alrededores de la ciudad de Rocha, siempre por una ciclovía realizando entre 60 y 70 kilómetros diarios", contó. "Luego del entrenamiento, cumplí la promesa, haciendo el trayecto de Rocha - Montevideo en dos etapas", señaló.

Primero, fue de Rocha hasta Pan de Azúcar, quedándose el sábado en un hospedaje de esa ciudad. El domingo a la hora 7:15 partió con destino a Montevideo. "A la hora 11:30 llegué hasta el Estado Mayor de Ejército en Bulevar Artigas y Garibaldi", dijo Barrios.

El ciclista dijo que cuando la guardia del comando le avisó a su hijo "todo el mundo estaba asombrado". "Esa es la palabra empeñada. No pensaba cumplirla porque creí que no iba a vivir para este momento, pero tuve la suerte que Javito llegara joven al grado de coronel y entonces la promesa se hizo realidad", afirmó orgulloso.

Foto: Con su vieja bicicleta Barrios unió Rocha y Maldonado en homenaje a su hijo. Foto: Eduardo González

Información Adicional

Arriba
Abajo